Una página web siempre será una buena inversión: independiente del rubro o el tamaño de tu empresa, de si esta es nueva o ya está bien establecida; tener una página web hará crecer tu marca y aumentará tu presencia en el mercado digital, de forma de atraer potenciales clientes.

Ya sea que entregues un servicio, seas un contratista o un consultor, o si tu empresa es un pequeño emprendimiento local, lo más probable es que tus potenciales clientes hayan utilizado algún motor de búsqueda para adquirir el producto que tú entregas. Entonces, ¿Cuántos clientes estás perdiendo por no tener página web?

Es común que los emprendedores piensen las páginas web deben ofrecer productos en venta, aceptar tarjetas de crédito y realizar transacciones comerciales, entre otros, pero la realidad no es así. Aunque los sitios de ecommerce se vuelven cada vez más populares, la mayoría de los negocios web más bien se orientan en la información y la comunicación. Por supuesto que, si tu negocio está enfocado a la venta retail, es indispensable que tengas un sitio web para tu ecommerce.

A continuación, te enumeraremos las razones por las cuales tu pyme debe contar con una página web:

  • Al no contar con sitio web, le estás dando ventaja a tu competencia: ¿Por qué confiar en una empresa que no cuenta con un sitio web profesional? Es bastante probable que tus potenciales clientes prefieran optar por una empresa con una página web establecida.
  • Entrega evidencia social: el 90% de los consumidores afirma que sus decisiones de compra se ven influenciadas por las reseñas de otros compradores. El 81% de los consumidores analiza testimonios y reseñas para ayudar a su decisión de compra. Qué mejor que tener un sitio web que cuente con opiniones reales de clientes satisfechos.
  • Controlas la percepción de tu marca: Es un hecho que no puedes controlar lo que los usuarios hablan sobre tu empresa en las redes sociales, pero en tu sitio web puedes influenciar a tu audiencia sobre la forma en que percibe tu marca, creando tu propio contenido.
  • Abierto 24/7: contar con un negocio web implica que puedas vender tu producto a cualquier hora.
  • Aparecerás en las búsquedas de Google: como ya te contamos, el 81% de los consumidores realiza una búsqueda online antes de realizar una compra. Esto quiere decir que acceden a Google y teclean una o más palabras claves, por lo que si cuentas con una página web, podrás optimizarla para aumentar tus posibilidades de aparecer en los primeros resultados de Google.
  • Intercambia valor a través de material descargable: además de servirte como una vitrina virtual para tus productos o servicios, una página web te permitirá ofrecer material descargable a tus visitantes, ya sea videos explicativos, instructivos PDF o e-books gratuitos; los cuales puedes ofrecer a cambio de que, por ejemplo, se subscriban a tu newsletter. Esto último resulta una herramienta muy útil para crear un vínculo con tu audiencia y llevar a cabo campañas de e-mail marketing, a la vez que te entrega información relevante para poder segmentar a tu público y así elaborar estrategias en base a datos concretos.